Conducción sobre nieve, precauciones y consejos para tu Peugeot.

    La nieve ha llegado con fuerza a Navarra pintándola de blanco, y a pesar de la fantástica estampa resultante, los peligros no son poco en cuanto aparece la conducción de por medio.

    Imagen Conducción sobre nieve, precauciones y consejos para tu Peugeot.

    Conducir sobre nieve es una experiencia única pero que debemos tener controlada al 100%. Estos días está nevando con fuerza en toda la comunidad de Navarra e incluso la autopista AP-15 entre Pamplona y San Sebastián está experimentando problemas de vialidad. Para protegerse de episodios perfectamente evitables, mejor refrescar los consejos en cuanto a conducción sobre nieve.

    Preparar el coche para dicha meteorología, es el primer paso imprescindible. Revisar el líquido del vehículo y las escobillas de los limpiaparabrisas, llevar cadenas y saber cómo colocarlas y sobreinflar las ruedas hasta un 10-20% para que el dibujo de la banda de rodadura proceda como improvisado aguijón sobre la nieve, son de los consejos básico antes de poner el coche en marcha.

    Una vez sentado al volante, el peligro empieza a aparecer cuando las temperaturas descienden de los 7ºC, cuando los neumáticos comienzan a perder sus prestaciones debido al frío. Además cuando la carretera se llena de nieve, esta se mezcla con sal y la suciedad propia de la calle volviéndose una pasta resbaladiza.

    Por ello, lo primero a lo que se debe prestar especial atención es al manejo de los mandos, tanto los frenos como el acelerador  y el propio volante,  los cuales se deben llevar, prácticamente, con una suavidad casi extrema.

    Es recomendable, circular en marchas lo más largas posibles ya que a mayor desarrollo final, menos potencia se entrega de golpe, y por tanto mejor tracción. No debemos olvidar, además de incrementar la distancia de seguridad, emplear la luz de posición y de cruce y la luz antiniebla delantera (la trasera solo se usa en caso de fuerte tormenta o niebla densa).

    Por último, pero no por ello menos importante, se deben extremar la precaución en zonas sombrías, salidas de túneles, badenes y puentes de paso elevados ya que es donde antes se forman placas de hielo y donde más tardan en deshacerse.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *