Nuevos Peugeot e-208 y e-2008: 10 claves para elegir la movilidad eléctrica

    Los nuevos Peugeot e-208 y e-2008 suponen una nueva forma de vivir un coche eléctrico, por sus propias características técnicas y por la nueva gama de servicios con los que Peugeot apoya a sus clientes en la transición energética.

    Imagen Nuevos Peugeot e-208 y e-2008: 10 claves para elegir  la movilidad eléctrica

    Los Peugeot e-208 y e-2008 nacen para popularizar una nueva movilidad eléctrica, en la que la que cuidar el planeta y el aire que respiramos no significa renunciar al diseño, el espacio, la emoción o la practicidad diaria. Estas son las claves que aportan para una nueva forma de vivir un coche eléctrico.

     

    1. La autonomía ya no es un problema

    Los nuevos Peugeot e-208 y e-2008 están equipados con una batería de gran capacidad de 50 kWh, que les permite ofrecer una autonomía de más de 300 kilómetros en condiciones reales. Esta distancia aporta tranquilidad en el uso diario y satisface las necesidades de la mayoría de los usuarios.

     

    El nuevo Peugeot e-208 disfruta de una autonomía de hasta 340 Km, según el protocolo de homologación WLTP (Worldwide harmonized Light Vehicles Test Procedures). Por su parte, el Peugeot e-2008 tiene una autonomía que llega a los 310 Km, WLTP

     

    2. Mayor longevidad y menor depreciación

    La duración de las baterías y la depreciación de los coches eléctricos también preocupan a sus potenciales compradores. Gracias a su calidad de construcción y a su sistema de refrigeración, la batería de los nuevos Peugeot e-208 y e-2008 disfruta de una mayor vida útil, y Peugeot ofrece una garantía de 8 años o 160.000 Km para un 70% de su capacidad de carga.

     

    Esta garantía sigue siendo válida en caso de reventa del vehículo o de la compra de un coche usado. Además, con el servicio ‘Serenity’ se puede solicitar un certificado de capacidad de la batería que garantiza su estado, que facilita la reventa del automóvil.

     

    3. Facilitar la recarga en casa

    En casa, lo habitual es dejar el coche cargando por la noche (como hacemos con el smartphone). Con el servicio Easy-Charge de Peugeot se facilita este proceso, con una oferta de soluciones de carga a domicilio -o en el centro de trabajo- con un diagnóstico para evaluar la instalación eléctrica necesaria y la mejor instalación final.

     

    Si instalamos un Wall Box en nuestro hogar, se puede obtener una carga completa en 5h15 en trifásico (11 kW), próximamente para el e-208, o en 8 h en monofásico (7,4 kW). Con el cable de carga convencional y un enchufe doméstico reforzado el tiempo es de 16 horas.

     

    Los nuevos eléctricos de Peugeot también permiten programar la recarga, bien desde la pantalla del Navegador Conectado o desde el smartphone, gracias a la aplicación MyPeugeot®. Además, este sistema también permite consultar de forma remota el nivel de carga, y comenzar o detener la carga en cualquier momento

     

    4. Recarga rápida en ruta

    Uno de los inconvenientes tradicionales de los coches eléctricos son los largos tiempos de recarga cuando estamos en ruta. Gracias a su sofisticada batería con sistema de regulación térmica, los nuevos Peugeot e-208 y e-2008 pueden cargar el 80% de su capacidad de batería en tan solo 30 minutos desde un cargador público o una electrolinera de 100 kW.

                                                                

    Los usuarios disponen de una práctica herramienta de planificación y organización para desplazamientos largos. Denominada ‘Trip Planner’ calcula los trayectos teniendo en cuenta la autonomía y la ubicación de puntos de carga en la ruta. Además, se envía el recorrido al navegador del coche para que el usuario solo tenga que seguir sus indicaciones.

     

    5. Localización de puntos de recarga y una única tarjeta de pago

    Peugeot ofrece a través de Free2Move Services una única tarjeta de carga que permite acceder a una red de más de 130.000 puntos en toda Europa y realizar el pago de forma cómoda. El sistema hace una preselección de las electrolineras dependiendo de la distancia, la velocidad o el precio de la recarga. Y el navegador conectado se encarga de guiar al conductor hasta el punto de carga elegido.

     

    6. Conducción ligada a las emociones

    El conductor puede adaptar las prestaciones de los Peugeot e-208 y e-2008 a sus gustos o situaciones gracias a tres modos de conducción. En trayectos largos, el modo Eco da prioridad absoluta a optimizar la autonomía. En la vida diaria, el modo normal ofrece el máximo confort. El modo ‘Sport’ ofrece más sensaciones y dinamismo.

     

    Además, desde la palanca de cambios se puede acceder a dos modos de recuperación de energía. El modo ‘Drive’ (“D”) tiene una recuperación standard para una conducción similar a la de un vehículo de gasolina o diésel. El modo ‘Brake’ (“B”), genera mayores desaceleraciones al levantar el pie del acelerador.

     

    También se puede optimizar la conducción y la autonomía con los consejos de la herramienta E-Coaching de la aplicación MyPeugeot.

     

    7. Con la máxima seguridad…

    Basados en la nueva plataforma CMP de Groupe PSA, esta pareja de eléctricos presume de funciones de ayuda a la conducción hasta ahora reservadas a modelos de segmentos superiores, que les introducen en el nivel 2 de conducción autónoma.

     

    8. …y mayor placer de conducción

    Los nuevos Peugeot e-208 y e-2008 modelos se benefician de elaborados trenes de rodaje, con unas suspensiones con una puesta a punto y soluciones técnicas específicas. Si a esto le sumamos el óptimo reparto de pesos y el bajo centro de gravedad por la baja ubicación de las baterías, ambos gozan de un comportamiento dinámico ejemplar. Sus prestaciones son notables: transmiten el empuje de los coches eléctricos y aceleran de 0 a 100 Km/h en 8,1 segundos, sin vibraciones ni tirones.

     

    9. El mismo espacio y capacidad de carga

    La nueva plataforma CMP de Groupe PSA es modular y multi-energía, lo que quiere decir que está diseñada desde su concepción para servir de base a diferentes modelos con motorizaciones de combustión y eléctricas. De esta forma, los Peugeot e-208 y e-2008 no necesitan ninguna adaptación para alojar sus baterías, repartidas bajo el suelo y con un volumen de 220 litros. Gracias a ello no se pierde espacio y las versiones eléctricas ofrecen la misma habitabilidad y volumen de maletero que sus hermanos de gama con motores de combustión.

     

    10. Y con todo el confort de Peugeot

    En los nuevos eléctricos de Peugeot nada cambia a la hora de calentar o enfriar el habitáculo. Ambos modelos eléctricos incorporan una potente resistencia (5 kW), alimentada por la batería de alto voltaje, una bomba de calor y un sistema de regulación automática de la temperatura del habitáculo que proporcionan el mismo nivel de confort que en los vehículos térmicos. La autonomía se mantiene gracias a una mayor eficiencia energética.

     

    Además, ofrecen un sistema de preacondicionamiento térmico, programable desde la pantalla táctil o a distancia con la aplicación MyPeugeot® para smartphones. Esta funcionalidad, además, permite optimizar la autonomía y alcanzar de un modo más rápido la temperatura óptima de funcionamiento de la batería.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *